Jue. Jun 13th, 2024

Cd. Juarez, Chih.- A sus casi 60 años, Sergio Teran Martell, reconoce que no podrá retirarse a cuidar a sus nietos, como era su plan hace algunos años. “Me contrataron por primera vez hace unos 18 años, me corrieron y con lo que tengo en la Afore no me va a alcanzar para nada”, refiere en consulta. Para poder conseguir un ahorro mayor en su Administradora de Fondos para el Retiro (Afores), Teran, buscó un trabajo con un salario apenas mayor del mínimo en el que trabajará, según sus cuentas, unos cinco años para poder retirarse con una pensión de poco más de 5.000 pesos (casi 250 dólares) al mes.

A 25 años de la creación de las Afores y la reforma al Sistema de Ahorro para el Retiro, los primeros trabajadores que llegan a la edad de jubilación bajo este esquema se las miran negras para poder tener un retiro digno. De acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro (Consar), hasta mayo de este año se han retirado 32.220 trabajadores bajo el esquema de la Ley de 1997, que considera como única fuente para la pensión el ahorro que se hace en las Afores. “Tendré que trabajar más tiempo para que me den un poco más, la (pensión) mínima no es nada”, dice López.

La última reforma que México realizó al sistema de pensiones en diciembre de 2020, permite que los trabajadores puedan jubilarse con una pensión mínima garantizada por el Gobierno, que es de aproximadamente 4.250 pesos al mes (casi 200 dólares). Iván Pliego Moreno, presidente de la Consar, explica en entrevista que la última reforma permite a los trabajadores poder retirarse con condiciones más dignas y con menos tiempo de trabajo. Antes, los empleados requerían trabajar 1.250 semanas (poco más de 24 años) para poder acceder a su pensión, mientras que a partir de 2021 se requieren 750 semanas (poco más de 14 años) que irán aumentando gradualmente hasta llegar a las 1.000 semanas (unos 20 años). “En el centro de las preocupaciones y de las propuestas están los intereses de los trabajadores, es un cambio de visión”, menciona en el aniversario de la primera gran reforma.

A pesar de que las aportaciones que hacen los empresarios a los fondos de jubilación, las pensiones de los trabajadores pertenecientes a la Generación Afore seguirán siendo bajas. Marilú Jáquez, de 37 años, cree que va a tener que seguir trabajando por muchos años, ya que no le alcanza para ahorrar para su vejez. “Me llegó un estado de cuenta y según un simulador me voy a retirar con 3.000 pesos”, menciona en consulta.

Por admin01

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *