Vie. Jul 19th, 2024

Cd. Juarez, Chih.- Cualquier ley de migración que ignore las causas del fenómeno y no las atienda está condenada a convertirse en letra muerta, advirtió el presidente Andrés Manuel López Obrador a su homólogo estadunidense Joe Biden.

Ambos líderes tuvieron ayer una conversación telefónica, en la que Biden agradeció al Ejecutivo mexicano el apoyo operativo y la adopción de medidas concretas que el país ha brindado para contener la migración irregular hacia el norte, informó la Casa Blanca.

Con esta comunicación se cierra una semana en que López Obrador estuvo refiriéndose a la relación con Estados Unidos, tras la difusión de informaciones periodísticas donde se le acusó de haber recibido dinero de líderes del narcotráfico para financiar su primera campaña presidencial (2006), lo que calificó de calumnias.

El pasado miércoles, acusó que detrás de esas publicaciones están la DEA y el Departamento de Estado, por lo que exigió pruebas; subrayó que esa estrategia responde a la política exterior estadunidense hacia las naciones de América Latina. Es doble discurso, doble moral; esa es la política que deben cambiar. Si hay algo que no les gusta, pues que lo planteen abiertamente, advirtió. También confió en que Biden tomaría nota del reclamo.

El diálogo de ayer se dio además en un momento clave de la coyuntura estadunidense, pues se espera que pronto se anuncie un pacto negociado entre senadores republicanos y demócratas que endurecería drásticamente la política migratoria del país vecino. Aunque el Congreso no ha definido si se aprobará, Biden anticipó que constituye el conjunto de reformas más duras de la historia de Estados Unidos y permitiría cerrar la frontera con México cuando esté colapsada.

En un comunicado, la Presidencia de la República señaló ayer que López Obrador reiteró a Biden la propuesta de México en materia migratoria, la cual resumió en 10 puntos. Entre ellos, regularizar a los millones de mexicanos “que llevan más de cinco años viviendo y trabajando honradamente en Estados Unidos, aprobar un presupuesto de 20 mil millones de dólares anuales para apoyar a naciones pobres de América Latina y el Caribe, suspender las sanciones a Venezuela para aminorar los flujos migratorios y levantar el bloqueo económico a Cuba.

López Obrador también pidió que Estados Unidos mantenga el programa para recibir a indocumentados por vías legales, no optar por construir muros ni cerrar la frontera, porque no soluciona las causas de la migración ni resuelve el problema. Es pura propaganda política-electoral.

La propuesta mexicana incluye también combatir el narcotráfico y el consumo de drogas químicas, como el fentanilo, y regular la venta y exportación de armas de Estados Unidos a México.

Asimismo, elaborar un plan de desarrollo conjunto para impulsar la industrialización y el comercio en el marco del T-MEC, para continuar fortaleciendo a América del Norte como región en el mundo, y definir una estrategia para la integración económica en todo el continente. También, que se reafirme el compromiso de mantener relaciones de cooperación, amistad y respeto a las respectivas soberanías.

En tanto, la Casa Blanca detalló, también en un comunicado, que los mandatarios acordaron continuar su productiva asociación frente a los retos migratorios. El Presidente Biden expresó su agradecimiento por el apoyo operativo de México y por la adopción de medidas concretas para disuadir la migración irregular, al tiempo que se amplían las vías legales.

Por admin01

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *