Mar. Abr 16th, 2024

Cd. Juarez, Chih.- AMLO no Presenta la carta de Adolfo López Mateos. Esas líneas escritas en 1960 en las que el exmandatario anuncia la nacionalización de la industria eléctrica y afirma que “solo un traidor entrega su país a los extranjeros”. El presidente Andrés Manuel López Obrador las cita constantemente para atacar a la oposición. Sin embargo, no hay evidencia de que la carta sea real. No la recogen los diarios de la época y tampoco la recuerda el anciano ayudante de la antigua familia presidencial. Solo aparece transcrita en un libro de divulgación histórica y en los discursos de López Obrador. En el mejor de los casos, se trata de un borrador que nunca salió a la luz, pero los historiadores consultados afirman que el texto ni siquiera suena a López Mateos. ¿Existe o es una fabricación?

27 de septiembre de 1960. El elegante presidente, de traje y corbata, sale al balcón de Palacio Nacional y abre los brazos para dirigirse a una multitud “arrebatada”, describen los periódicos de la época. Miles de trabajadores y curiosos lo saludan con vivas, cohetes y golpes de matraca. “Al tomar posesión la nación mexicana de la Compañía de Luz, se consuma un largo esfuerzo desarrollado por el pueblo de México para tener en sus manos la energía eléctrica que en el país se produce por manos de mexicanos”, arranca el discurso de López Mateos en el que anuncia la nacionalización de la industria eléctrica. “Excitativo”, “vehemente”, la prensa no escatima adjetivos rimbombantes en sus primeras planas.

Más de medio siglo después, López Obrador se ve a sí mismo como un digno sucesor de López Mateos. El actual mandatario es, además, un gran aficionado a la historia y le gusta llenar sus discursos y programas sociales de referencias al pasado. No cita, sin embargo, el famoso discurso del Zócalo, sino una carta del 27 de septiembre dirigida al pueblo mexicano, de un tono mucho más belicoso. En ella, López Mateos supuestamente carga contra cualquier futuro intento por “entregar” recursos a empresas extranjeras. López Obrador, a su vez, la ha utilizado durante años para acusar de “traición a la patria” a todos aquellos que discrepan de su nacionalismo energético.

“Pueblo de México”, empieza la carta. “Les devuelvo la energía eléctrica, que es de exclusiva propiedad de la Nación, pero no se confíen porque en años futuros algunos malos mexicanos identificados con las peores causas del país intentarán por medios sutiles entregar de nuevo el petróleo y nuestros recursos a los inversionistas extranjeros”. A continuación, la misiva menciona al presidente Lázaro Cárdenas, autor de la expropiación petrolera, y niega que México necesite inversión extranjera. “Solo un traidor entrega su país a los extranjeros; los mexicanos podemos hacer todo mejor que cualquier otro.

Por admin01

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *