Sáb. Jun 15th, 2024

Cd. Juarez, Chih.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido declarar, la Viruela del Mono Emergencia Internacional. Es la segunda vez en dos años y medio que el organismo se ve obligado a tomar esta decisión ante el avance de una enfermedad, tras hacerlo a principios de 2020 con el coronavirus.

El actual brote ya ha provocado más de 16.500 casos en 75 países, casi todos leves o muy leves, desde que los primeros contagios fueron identificados en Londres a principios de mayo. Dos semanas después, la circulación del virus fue también detectada en Lisboa y Madrid, lo que marcó el inicio de un incremento sostenido que no se ha detenido. Hasta el momento, según la OMS, se han producido cinco fallecimientos en África occidental.

Más del 95% de los casos han sido diagnosticados en hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres en lugares en los que es frecuente el contacto estrecho con desconocidos o varias parejas en poco tiempo. Esta nueva forma de transmisión del virus, que es conocido desde hace décadas pero nunca se había contagiado masivamente de esta forma, es una de las mayores preocupaciones de la OMS.

“Tenemos un gran brote que se ha extendido por el mundo de forma rápida mediante nuevas formas de transmisión sobre las que nuestro conocimiento es limitado y que cumple los criterios para ser declarado una emergencia de salud pública”, ha afirmado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa telemática celebrada en Ginebra.

España, con más de 3.500 casos confirmados, es el país más afectado del mundo, aunque el rápido crecimiento de casos que registra Estados Unidos, que ya ha notificado casi 3.000 contagios y ha doblado los registros en una semana, hace previsible que pronto se convierta en el epicentro mundial del brote.

Tedros Adhanom Ghebreyesus ha tomado la decisión por los poderes que le confiere el cargo, a pesar de que los expertos del comité reunido el pasado jueves se mostraron divididos, al igual que hicieran hace un mes en la primera reunión para evaluar el brote. En estas cuatro semanas, el número de casos se ha cuadriplicado en el mundo y los países afectados son casi el doble.

La emergencia sanitaria declarada este sábado es el máximo nivel de alerta que prevé el Reglamento Sanitario Internacional, una consideración que hasta ahora solo tenían el coronavirus y la polio. La medida confiere poderes en el ámbito internacional a la OMS mediante recomendaciones que serán de obligado cumplimiento para los países miembros.

La decisión ha sorprendido a algunos especialistas, que esperaban que la OMS no diera el paso ante la levedad de la mayoría de los casos, el crecimiento sostenido pero no exponencial de casos y los escasos diagnósticos hechos fuera de las personas que incurren en prácticas de riesgo. “No era una decisión fácil, ya que, por un lado, está el riesgo de subestimar un problema que es importante y, por el otro, el de alarmar en exceso ante una situación que poco tiene que ver con una pandemia como la del coronavirus”, afirma Daniel López Acuña, exdirector de acción sanitaria en crisis de la OMS.

Por admin01

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *